Tema 30. Enfermedades Transmisibles. Cadena Epidemiológica. Infección Intrahospitalaria

ENFERMEDADES TRANSMISIBLES. CADENA EPIDEMIOLÓGICA

Epidemiología, deriva del griego epi “sobre”, demos, “población”, y logos, “estudio”. Por lo tanto la definición es: “el estudio de la distribución y de los determinantes de los estados o fenómenos relacionados con la salud en poblaciones específicas y la aplicación de este estudio a la prevención y control de los problemas sanitarios”.
Es una de las ciencias en las que se fundamenta la salud pública, estudiando las enfermedades y aplicando el fruto de las investigaciones al control de las mismas.

Las enfermedades infecciosas o transmisibles son causadas por microorganismos patógenos como las bacterias, los virus, los parásitos o los hongos. Dichas enfermedades se pueden transmitir de una persona a otra o de un animal a persona, directa o indirectamente.
Enfermedades infecciosas: Gripe, fiebre tifoidea, mononucleosis, hepatitis vírica, herpes, herpes zóster, paludismo, rabia, septicemia, tétanos, tuberculosis, etc.
Las enfermedades contagiosas son las que se infectan de persona a persona sin necesidad de que intervenga un vector o vehículo de transmisión. (Ej. El paludismo es una enfermedad transmisible pero no es contagiosa. El sarampión es transmisible y contagioso).

Epidemia. Es el aumento del número, mayor de lo normal, de casos de una enfermedad en una región, país o comunidad. Cuando los casos de epidemia se extienden por varios países se denomina pandemia.

Las enfermedades transmisibles endémicas son aquellas que se presentan en una zona o grupo de población determinados en los que las tasas de prevalencia e incidencia son relativamente estables y altas, comparadas con las que se observan en otras zonas. (Enfermedad habitual en una región).


CADENA EPIDEMIOLÓGICA

Se define como los elementos o eslabones que son necesarios para que se propague una enfermedad transmisible. Los eslabones son: el agente infeccioso, la vía o mecanismo de transmisión y el huésped. En el momento que alguno de los eslabones se rompa la infección no se originará.

1.  El agente infeccioso (infección)
Son los microorganismos que entran y se multiplican en un huésped, dependiendo de las características específicas de cada agente provoca una infección u otra.
Según el origen del microorganismo, la infección puede ser:
  1. Endógena, es la infección causada por microorganismos pertenecientes a la propia flora comensal del paciente. (Piel, nariz, boca, aparato digestivo o vagina del propio paciente)
  2. Exógena, es la infección causada por microorganismos adquiridos desde una fuente externa al paciente, bien por otros pacientes, personal sanitario o por objetos (instrumental médico y quirúrgico).
Infección no es lo mismo que enfermedad
2. Transmisión
Es el segundo eslabón de la cadena, consiste en la propagación del agente infeccioso a través del ambiente, vectores (los insectos que llevan el agente infeccioso de una persona a otra) o de otra persona, esta puede ser directa o indirecta.
  • Transmisión directa es el paso del agente infeccioso desde un huésped infectado a otro huésped susceptible provocando la infección. Puede producirse por:
    • Contacto directo (besar, tocar, etc.)
    • Partículas aéreas, en corta distancia (Gotitas al toser o estornudar -gotas de Flúgge-)
    • Relación sexual
    • Vía hemática
    • Vía transplacentaria de la madre al feto
  • Transmisión indirecta se produce la infección a través de los vehículos de infección:
    • Por materiales contaminados: alimentos contaminados (agua, leche, etc.) o fómites (ropa, objetos, toallas; etc.)
    • Por vector (insectos, animales)
    • Por vía aérea a distancia (polvo, gotitas contaminadas)
    • Parenteral (inyecciones con jeringas contaminadas)
3. Huésped
El tercer eslabón de la cadena, es el individuo o animal que proporciona un ambiente apropiado para que el agente infeccioso crezca y se multiplique en condiciones naturales.

Pinchar en la imagen para agrandar

Reservorio es el lugar (hombre, animal) donde los microorganismos viven y se desarrollan. El lugar en que el agente etiológico perdura durante un periodo indefinido.






La evolución de la infección dependerá de la inmunidad (interna o externa) del huésped susceptible frente al agente patógeno que lo causó. En este punto juega un papel muy importante las vacunas, estas son un procedimiento de protección y prevención de las personas frente a una enfermedad transmisible.

En las instituciones sanitarias se trabaja para controlar la difusión de las enfermedades transmisibles mediante vigilancia, prevención, cuarentena y tratamiento.
Las medidas que se deben tener en cuenta ante las enfermedades infecciosa son:
  1. Declaración de las enfermedades transmisibles
  2. Aislamiento de los enfermos contagiosos
  3. Desinfección en caso de epidemias o brotes
Una de las medidas que tiene como objetivo principal romper la cadena epidemiológica es el aislamiento hospitalario. El aislamiento consiste en separar a los pacientes contaminados o contagiosos de los demás enfermos, para prevenir la propagación de la infección.

Los aislamientos hospitalarios están diseñados para proteger al paciente, al personal, a los familiares, a los visitantes, etc. ante la enfermedad transmisible.

La habitación de los pacientes, incluyendo las puertas, que precisan aislamiento hospitalario, se considera una zona contaminada y las medidas que se han de adoptar en dicha habitación son:
  • Identificación del tipo de aislamiento en la puerta de la habitación.
  • Materiales y equipo necesarios antes de la acción directa sobre el enfermo
  • Ofrecer entretenimiento al enfermo aislado.
  • Los cuidados deben ser mayores, siempre teniendo en cuenta las normas del aislamiento
El aislamiento puede ser domiciliario y hospitalario y los enfermos que se encuentran aislados permanecerán en esta situación hasta la curación total, tanto clínica como microbiológica.



El celador es uno de los trabajadores que se mueve por todo el hospital y que está en contacto con todo tipo de pacientes, por lo que resulta un vehículo de transporte de microorganismos patógenos que pueden dar lugar a la transmisión de infecciones a otro personal, pacientes y por supuesto a si mismo. Por este motivo debe adoptar las medidas profilácticas y de barrera necesarias para prevenir dicha transmisión. Toda lesión cutánea (cortes, heridas; etc.) ha de cubrirse antes de iniciar la actividad laboral.






INFECCIÓN INTRA-HOSPITALARIA (INFECCIÓN NOSOCOMIAL)

La Organización Mundial de la Salud define la Infección Nosocomial como "cualquier enfermedad microbiana, reconocible clínicamente que afecta a los pacientes como consecuencia de ser admitidos en el hospital o atendidos para tratamiento y al personal sanitario como consecuencia de su trabajo".

Los síntomas clínicos, a veces, no se manifiestan hasta que el paciente se encuentra fuera del hospital (Por cirugía pueden aparecer desde al alta hasta un mes después).



Los factores de riesgo en las infecciones nosocomiales son de carácter:
  1. Intrínseco: factores de riesgo conformes al propio paciente y que provocan la infección (edad, coma, insuficiencia renal, EPOC, etc.)
  2. Extrínseco: factores exógenos, de origen médico u hospitalario, que inducen al paciente a la infección (cirugía, catéter central, sistema urinario abierto o cerrado, nutrición parenteral, etc.).
  3. Intrínseco-Extrinseco



Todos los pacientes deben considerarse potencialmente infecciosos y, por tanto, adoptar las medidas de protección universal, con todos y cada uno de ellos.
Las precauciones estándar, son la estrategia básica para controlar satisfactoriamente las infecciones nosocomiales, y deberán aplicarse a todos los pacientes hospitalarios, independientemente de su diagnóstico.
  • Lavado de manos. Es la medida más importante para reducir los riesgos de transmisión de los microorganismos, eliminar la suciedad y reducir la cantidad de microbios existentes en la piel (flora cutánea)
  • Utilización de forma rutinaria de elementos barrera (mascarilla, guantes, bata, gorro, calzas, etc.)  o dicho de otra manera, el uso de los Equipos de Protección Individual necesarios -EPIs- cuando se vaya a tener contacto con sangre o fluidos corporales, piel no intacta,  membranas y mucosas.
  • Eliminación de objetos cortantes y punzantes
  • Esterilización y desinfección del material clínico

El vehículo de transmisión de gérmenes más importante es la sangre y sus derivados. Y el personal con mayor riesgo es el expuesto a un accidente con aguja hueca 

El Servicio de Medicina Preventiva es quien se ocupa de los estudios de Vigilancia Epidemiológica de las infecciones hospitalarias

“La vigilancia consiste en recoger, procesar, analizar, interpretar, presentar y difundir de manera sistemática y continua los datos sanitarios, incluidos los estudios epidemiológicos relativos a las categorías de enfermedades transmisibles, en particular los relativos a la forma de propagación temporal y espacial de estas enfermedades y el análisis de los factores de riesgo de contraerlas, con objeto de poder tomar las medidas de prevención y lucha pertinentes".

El objetivo fundamental de la vigilancia de las infecciones nosocomiales es la prevención y control de dichas infecciones en los pacientes, en el personal sanitario y no sanitario, y demás personal que pueda verse involucrado en el cuidado y la atención del paciente.

En todas las actividades en las que exista riesgo para la salud o seguridad de los trabajadores como consecuencia del trabajo con agentes biológicos, se deberán adoptar las siguientes medidas higiénicas:
  • Prohibir que los trabajadores coman, beban o fumen en las zonas de trabajo en las que exista dicho riesgo.
  • Proveer a los trabajadores de prendas de protección apropiadas o de otro tipo de prendas especiales adecuadas (EPIs).
  • Disponer de retretes y cuartos de aseo apropiados y adecuados para uso de los trabajadores, que incluyan productos para la limpieza ocular y antisépticos para la piel.
  • Disponer de un lugar determinado para el almacenamiento adecuado de los equipos de protección y verificar que se limpian y se comprueba su buen funcionamiento, si fuera posible con anterioridad y, en todo caso, después de cada utilización, reparando o sustituyendo los equipos defectuosos antes de un nuevo uso.
  • Al salir de la zona de trabajo, el trabajador deberá quitarse las ropas de trabajo y los equipos de protección personal que puedan estar contaminados por agentes biológicos y deberá guardarlos en lugares que no contengan otras prendas.
  • Queda prohibido para los trabajadores llevarse los equipos de protección a sus casas, responsabilizándose del lavado incluso de la destrucción de dichos equipos el empresario.
El celador comunicará inmediatamente cualquier accidente o incidente que implique la manipulación de un agente biológico a su superior jerárquico directo y a la persona con responsabilidades en materia de prevención.

BIBLIOGRAFÍA
· Organización Mundial de la Salud -O.M.S.- (Epidemiología básica. Vigilancia Epidemiológica de las infecciones asociadas a la atención de la salud)
· Real Decreto 664/1997, de 12 de mayo, sobre la protección de los trabajadores contra los riesgos relacionados con la exposición a agentes biológicos durante el trabajo
·  www.oposiciones-sanidad.com


3 comentarios:

  1. me encanto esta información sobre enfermedades.
    La imprimiré en papel para poder leer esto de manera mas tranquila, un agrado leer calidad sobre educación en información bien plasmada.
    muchas gracias
    un abrazo desde
    clinica y centro integral de médicos talca

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por toda la información, me resulta útil y ameno para repasar.

    ResponderEliminar